Beneficios del plan de carrera en las organizaciones

BENEFICIOS DEL PLAN DE CARRERA
EN LAS ORGANIZACIONES

El plan de carrera es un proceso que busca la formación y planeación de la trayectoria de los trabajadores dentro del entorno laboral.

Implementar un programa de planes de carrera para los empleados genera beneficios tanto a la organización como a los colaboradores, quienes son pieza fundamental para el crecimiento de la empresa.

El plan de carrera posibilita el desarrollo y la realización del personal, incentiva a los empleados en la búsqueda de la mejora continua a través de la superación personal, promueve la formación gerencial y motiva la permanencia del personal clave dentro de la empresa. Sin duda es una estrategia importante para mejorar las fortalezas y debilidades de los colaboradores y conformar las posiciones de sucesión en cargos críticos de la empresa.

La organización obtiene mediante sus colaboradores un mejor posicionamiento en el mercado y un aumento de la productividad.

La implementación de planes de carrera también contribuye a reducir la rotación de personal y permite la planeación de necesidades futuras de talento.

Un plan carrera se debe diseñar de acuerdo con las características y necesidades de cada organización, tener en cuenta la visión, la misión, valores y cultura corporativa. Además es primordial tener en cuenta el desarrollo del personal y los intereses individuales que estos tienen.

Al implementar planes de carrera las organizaciones lograrán contar con un equipo de trabajo comprometido y enfocado en cumplir metas maximizando sus oportunidades laborales.

07 Julio de 2020

Lic. Alejandra Fernández Guerra Gerente de Administración en ROCA, cofundadora de involved y activista del emprededurismo femenino.

La motivación laboral

La Motivacion Laboral

La motivación laboral es un factor que debe formar parte del día a día entre los empleados.  A la hora de llevar a cabo un trabajo supone un cambio cualitativo, pero también una forma de mantener un ambiente agradable y proactivo. Según últimos estudios, cuando un empleado está satisfecho con su puesto de trabajo es un 12% más productivo y un 31% más eficiente.

La felicidad de tus trabajadores es el aspecto estratégico imprescindible para tu empresa, por lo que medidas como la retribución flexible para los empleados pueden ser interesantes para el bienestar de los trabajadores.

La motivación laboral hace referencia a la capacidad que tiene una empresa de mantener implicados a sus empleados para ofrecer el máximo rendimiento y conseguir así, los objetivos empresariales marcados por la organización.

Las empresas tienen diferentes técnicas para implementar e impulsar la motivación laborar en sus empleados. A continuación, te presentamos algunas:

1. Política de incentivos: los logros se deben reconocer y premiar. Puede ser tanto a nivel económico o en forma de premios,  por ejemplo, unas vacaciones o un viaje.

2. Promoción laboral: la empresa debe facilitar la promoción laboral del trabajador. El trabajador se sentirá motivado por la posibilidad de ir ascendiendo de puesto de trabajo y, además, de sueldo.

3. Definir    objetivos  y  funciones     es importante que cada empleado sepa qué tiene que hacer, el tiempo que tiene y los objetivos personales, del equipo y de la empresa en general. De esta forma, se trabaja la motivación laboral y el trabajo en equipo.

4. Organizar correctamente la plantilla: La asignación correcta de los empleados en puestos de trabajos según sus competencias es clave para contar con equipos motivados.

Pregunta como podemos apoyarte para lograr obtener mejores resultados mediante la motivación en tu equipo de trabajo, queremos ayudarte a conseguir empleados motivados.

04 de Julio de 2020

Lic.    Yonuent      Valero        Balderas
Especialista en Administración de Personal, Cofundadora de involved y activista del emprededurismo femenino.

Pensamiento_estratégico

Pensamiento estratégico

Hablar de estrategia es hablar del futuro, implica planeación e innovación y busca como resultado una evolución.

En un entorno tan competitivo como el actual, donde los cambios económicos y tecnológicos se dan a pasos acelerados, las organizaciones deben reforzar las estrategias que les permitan crecer en el mercado, manteniendo niveles óptimos de productividad, eficiencia y calidad en sus productos y/o servicios.

Ante la presión competitiva, el pensamiento estratégico se convierte en un beneficio invaluable de las organizaciones que les permite enfrentar situaciones difíciles del presente y estar preparados para el futuro.

El pensamiento estratégico implica conocimiento, análisis y creatividad. Conlleva una actitud proactiva para anticiparse a los problemas que pudieran presentarse y considerar los recursos que se deben administrar.

El pensamiento estratégico precisa desarrollar hábitos de disciplina y persistencia que ayudarán a ejecutar procedimientos efectivos. Así mismo demanda flexibilidad para adaptarse a los cambios constantes.

Desarrollar y fortalecer las habilidades que refuercen un pensamiento estratégico que involucre al mayor número de colaboradores, ayudará a que las decisiones que se toman en el día a día encajen en los intereses a largo plazo, alentará a los colaboradores para enfocarse en el logro de objetivos comunes y propiciará el crecimiento en todos los niveles de la organización.

02 de Julio de 2020

Lic. Alejandra Fernández Guerra Gerente de Administración en ROCA, cofundadora de involved y activista del emprededurismo femenino.

El enfoque de agilidad en los entornos de trabajo moderno.

El enfoque de agilidad

en los entornos de trabajo moderno.

La falta de comunicación, los resultados que el cliente requiere, los equipos de trabajo con falta de liderazgo, el continuo propósito directivo de reducción de costos y aumento de la rentabilidad, son necesidades constantes inherentes a la exigencia de competitividad.

Los entornos VUCA donde la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad, son la orden del día, requieren de un enfoque pragmático que dé resultados rápidos y esté abierto a la posibilidad de redireccionamiento conforme a los cambios constantes. Los enfoques ágiles en la gestión de proyectos, han probado dar resultados y ser parte de la solución en esta modernidad. Para conseguir la implementación de estos enfoques en nuestras organizaciones, no basta con seguir al pie de la letra un método, es primordial conocer las mejores prácticas y experiencias que nos permitan encontrar nuestro propio método, donde se pueda hacer uso de las diferentes herramientas y competencias disponibles en nuestro entorno.

Como corazón del enfoque, debemos ser conscientes y trabajar desde la dirección en 4 puntos básicos. En esencia, tener claro el enfoque mental que implica las estructuras ágiles (y comprender la importancia de su valor) ayudará a encontrar la filosofía base de nuestras formas de gestión.

Entrega valor de uso continuo: El cliente como el centro de los objetivos y con retroalimentación constante que valide el rumbo de las acciones.

Adaptación: Entender que la rapidez de los mercados y la exigencia de los requerimientos son muy cambiantes y debemos ser capaces de estar en el ritmo.

Mejora continua: Invertir en las literaturas que refuercen la preparación, conocer las experiencias buenas y malas y aprender de ellas.

Equipos de alto rendimiento: La correcta motivación positiva para los equipos de trabajo, claridad en las funciones, los objetivos y en las estrategias, la comunicación asertiva y abierta a la retroalimentación; son factores básicos en los entornos de creatividad y potencializan la productividad.

Y por último, pero no menos importante, este enfoque de pensamiento es colaborativo y debe ser trabajado al interior de las organizaciones y con todos los integrantes, está muy lejos de los entornos impositivos y unidireccionales donde un gurú sabio definía el camino.

LNI. Belén Liliana Montes Cedillo  Directora de operaciones en SECOPLA, cofundadora de involved, miembro del consejo de administración en CIE y activista del emprededurismo femenino.

Genera impacto en tu próxima entrevista de trabajo.

Genera impacto en tu próxima entrevista de trabajo.

El mercado laboral está cambiando, las necesidades de las empresas son distintas a las de antes. Y más ahora, donde nos enfrentamos a un entorno laboral muy diferente a lo habitual. Cada vez hay más competencia y menos puestos de trabajo de calidad.
Es por ello por lo que te compartimos algunos tips para prepararte en tu próxima entrevista, y generar un buen impacto:

1. Información sobre la empresa a la que te postulaste.

Busca información sobre la empresa en Internet, en la web, LinkedIn…. Investiga ¿A qué se dedica? ¿Cuál es su ubicación? ¿Cuáles son los productos o servicios principales? ¿Cuál es el valor que ofrece a sus clientes? Su misión, visión y valores. Cuando tienes esto claro, habla de que tienes interés e iniciativa.

2. Pregúntate ¿Por qué quieres trabajar ahí?

¿Qué hace especial esa empresa para que quieras trabajar en ella? ¿Qué admiras de esta? ¿Como puedes aportarle valor?
Cuando tienes esto claro, será más fácil proyectar en tu entrevista, por qué quieres trabajar en esa empresa.
Si lo que observas en la empresa no es igual a lo que tu estas buscando, tienes que pensar bien, y permitirte elegir y tomar la decisión más acertada.

3. Autoconocimiento
Identificar cuáles son nuestras fortalezas y debilidades, nos ayudará a identificar donde quieres trabajar. Analizando esto, nos ayudará a confiar en nosotros, a eliminar las inseguridades y los bloqueos mentales que nos pueden perjudicar en esa entrevista que tanto hemos estado esperando.

 

4. ¿Qué proyectamos?

¿Estoy proyectando lo que realmente me puede ayudar a lograr mi objetivo?
El código de vestimenta es importante:

❑ En el caso de hombre:

▪ El traje y corbata suele ser el “código de vestimenta” más habitual para aquellos que se enfrentan a una entrevista de trabajo. No obstante, dependiendo del sector, tipo de empresa o cargo, la vestimenta puede sufrir algunas variaciones. Existen alternativas al traje y a la corbata, creando vestimentas más frescas y modernas, pero igual de profesionales.

▪ El cabello debe estar limpio y bien peinado.

▪ Si llevas camisa, no dudes en plancharla, y dales brillo a tus zapatos antes de salir de casa.
▪ No olvides tus uñas y tu higiene bucal. Los reclutadores se fijan en los pequeños detalles.

 

❑ Las mujeres tienen muchas más opciones de vestuario que los hombres, pero suelen ser, a menudo, más juzgadas por su forma de vestir. La clave para triunfar es evitar las exageradas tanto en los colores como en los complementos.

▪ La falda tradicional puede ser sustituida por una falda estilo lápiz, combinada con un saco casual ajustado o un suéter abierto con botones. También puedes combinar un vestido clásico con un cinturón de piel y complementarlo con unos pendientes y un collar a juego.

▪ En cuanto a los zapatos, existen multitud de opciones, desde bailarinas de piel, a zapatos de tacón o botas.

▪ Usa un perfume discreto, floral y fresco.

▪ Evita el maquillaje recargado y poco natural.

▪ El cabello debe verse limpio, optando por un peinado neutro.

▪ Cuida tus uñas y evita llevarlas mal pintadas o mordidas.

▪ Usa un perfume discreto, floral y fresco.
▪ Evita el maquillaje recargado y poco natural.
▪ El cabello debe verse limpio, optando por un peinado neutro.
▪ Cuida tus uñas y evita llevarlas mal pintadas o mordidas.

No solo lo que llevamos puesto nos ayudará, es importante cuidar nuestra comunicación verbal y no verbal, nuestra manera de hablar, la actitud con la que llegamos a la entrevista, la puntualidad, que tan positivos somos.

5.Genera preguntas antes de terminar la entrevista.

En una entrevista de trabajo quieres lograr que el entrevistador no tenga dudas sobre ti, de mostrar que tienes interés por trabajar en la empresa. Pero también determinara si la empresa es adecuada para ti.

Te sugerimos las siguientes preguntas:

• ¿Qué espera que consiga el candidato ideal?

• ¿Qué considera que es lo mejor de trabajar aquí?

• ¿Cuál sería el próximo paso en el proceso?

27 de Junio de 2020

Lic.    Yonuent    Valero      Balderas
Especialista en procesos de Administración de Personal, Cofundadora de involved y activista del emprededurismo femenino.

Cómo gestionar equipos de trabajo ante una realidad plagada de retos

Como gestionar equipos de trabajo
ante una realidad plagada de retos.

En estos momentos estamos viviendo una realidad en nuestro entorno laboral muy diferente a la habitual, que ha orillado a la mayoría de las organizaciones a hacer cambios importantes en la forma de trabajar. Si bien es cierto que un pequeño porcentaje de la población ya estaba familiarizado con el trabajo desde casa o el trabajo a distancia antes de la pandemia de Covid-19, prácticamente se ha perdido la manera tradicional de hacer las cosas en las empresas y ahora es una mayoría significativa de colaboradores los que están trabajando en un entorno diferente.

Esta situación ha provocado en los equipos de trabajo confusión, miedo y hasta pérdida de motivación. Cuando la gente se encuentra en una situación en que las reglas conocidas de pronto cambian radicalmente, es más propensa a sentir inseguridad e incertidumbre. Ante este panorama, un reto importante para los líderes de equipos de trabajo será identificar las habilidades que debemos desarrollar y los estilos de liderazgo que debemos combinar para convertirnos no solamente en una persona que dirija al equipo de trabajo, sino en alguien con la capacidad de transformar la cultura de la organización para llevarla al éxito.

¿Cuáles son esas habilidades que debemos reforzar para formar equipos de trabajo más sólidos y fortalecidos?

El
liderazgo
se
desarrolla,
se
practica
y se
mejora
día a día

Comunicación: La comunicación constante con el equipo de trabajo permite generar resultados, mantiene motivadas a las personas y favorece la identificación de áreas de oportunidad en las que se debe trabajar. La comunicación debe ser estratégica, lo cual implica planear qué se quiere comunicar, saber a quiénes se va a comunicar, cómo se va a comunicar y sobre todo cómo queremos que se sienta nuestro equipo, esto nos permitirá elegir la manera y los canales adecuados para una buena comunicación que genere en el equipo de trabajo una sensación de unidad.

• Confianza: Para construir y mantener la confianza en el equipo de trabajo es importante mostrarnos aptos, con energía, afrontar las situaciones con claridad y ser sinceros con el equipo de trabajo.

• Planificación: Establecer un plan a seguir para alinear el esfuerzo de nuestro equipo de trabajo con la misión de la empresa. Re-definir funciones si es necesario. Hacer un programa de seguimiento de los compromisos diarios del equipo de trabajo. Crear estrategias que adecuen los servicios y/o productos que maneja nuestra organización respecto a la situación actual.

• Compromiso: El compromiso de un líder se refleja en el compromiso de su equipo de trabajo. Es importante establecer acuerdos, asegurarnos de que cada miembro del equipo sepa con claridad qué se espera de él y en caso de ser necesario, capacitar ante las nuevas circunstancias.

• Inteligencia emocional: como líderes transmitimos emociones que pueden generar un impacto positivo o negativo en el equipo de trabajo, por ello será importante mantenernos con una postura definida, segura y positiva.

• Empatía: Debemos reconocer que el cambio drástico en la manera de trabajar ha significado un reto mayor para algunos de nuestros colaboradores que no tienen un entorno idóneo para las actividades laborales, por ello debemos mostrarnos empáticos y flexibles.

• Motivación: Un equipo motivado, es un equipo productivo. Uno de nuestros objetivos como líderes es mantener motivado al equipo. El distanciamiento al que nos vemos obligados no debe ser sinónimo de frialdad en el trabajo, podemos reconocer y recompensar, compartir y celebrar los logros del equipo con todos sus integrantes.

• Uso de la tecnología: Apoyarnos de soluciones tecnológicas facilita el acceso a los recursos de la compañía (correo, base de datos, aplicaciones) y favorece la comunicación a distancia con un toque humano, por ejemplo, en las vídeo llamadas.

Nuestro objetivo como líderes debe ser estar en constante aprendizaje, desarrollando las habilidades que nos permitan perfeccionar nuestra capacidad de gestionar equipos y actuar, buscar la solución a cualquier situación a la que se tenga que hacer frente y avanzar.

25 de Junio de 2020

Lic. Alejandra Fernández Guerra Gerente de Administración en ROCA, cofundadora de involved y activista del emprededurismo femenino.

Adaptarse o morir

ADAPTARSE O MORIR

Dice la conocida frase de “El origen de las especies”.

¿Estamos preparados como individuos para adaptarnos a nuevas formas de interacción?

Sin duda, en los últimos meses hemos podido experimentar cambios importantes en la forma de trabajar y hacer negocios. Las necesidades actuales agilizan la incorporación de herramientas tecnológicas ya desarrolladas pero que nos rehusábamos a usar; la comunicación, la organización y el entretenimiento son ejemplos donde la tecnología lleva mucho tiempo trabajando en la modernización y adaptación que hoy juega una pieza clave en las formas de actuar; sin embargo, en la parte más humana, ¿estamos preparados como individuos para adaptarnos a estas formas de interacción? ¿Están nuestras organizaciones listas para incorporar estas formas de operar? ¿contamos con las competencias que permitan aprovechar los avances tecnológicos? La “Nueva normalidad” (como se empeñan en llamar al proceso de desconfinamiento obligado que se aplicó en los últimos meses en gran parte del mundo), implicará la

adaptabilidad de los negocios y empresas para cumplir con una serie de protocolos en pro de la salud y cuidados personales. Se deberá transmitir a los clientes y empleados, la confianza y seguridad de los procesos en temas de higiene dentro de las áreas, así como a la colaboración organizada y sin contacto físico.

Negocios afectados por estos cambios.

Muchos modelos de negocio relacionados principalmente al turismo y al entretenimiento se han visto altamente afectados con estos cambios y en la gran mayoría, dependen ampliamente de la experiencia y el contacto humano.
Con autodisciplina, profesionalismo y definición clara de los nuevos procesos, podremos sentar las bases para el desarrollo de las formas de trabajo y comunicación.
Los líderes empresariales, representados por las áreas de capital humano o dueños de negocio, tienen el reto de fomentar en sus grupos de trabajo las competencias que permitan la integración de estas formas de trabajo.

Un plan de trabajo para la “nueva normalidad”

En muchos casos, son valores culturales que debieron aprenderse en casa, sin embargo, no todos fuimos afortunados de culturizarnos de esa manera, por lo que la mejor forma de buscar una integración de las necesidades es con un plan de trabajo que incluya principalmente:

a) Identificación de los alcances (en nuestro giro) de las necesidades vs capacidades para los procesos de interacción.

b) Desarrollo de políticas claras y procesos definidos.

c) Desarrollo de programas de difusión y orientación.

d) Evaluación de la implementación

e) Reordenamiento de los procesos y sustentabilidad de las practicas adecuadas.

f) Confirmación de la correcta aplicación de las políticas y procesos

Es claro, que se requerirá de un sobre esfuerzo y que no podemos dejar de observar que todo esto generará un impacto al presupuesto (que ya muy castigado estará), sin embargo, debemos tener en mente el principio básico de ADAPTARSE O MORIR.

LNI. Belén Liliana Montes Cedillo  Directora de operaciones en SECOPLA, cofundadora de involved, miembro del consejo de administración en CIE y activista del emprededurismo femenino.